Yoga

El principio fundamental, que presuponen todos los sistemas de yoga, independientemente del método utilizado, es la distinción entre manas (pensamiento) y atman (ser esencial).

Tara Michael.  

El yoga no es una religión, nos invita a volvernos hacia adentro con benevolencia, alegría y ecuanimidad.  

El término Yoga en su sentido según los vedas "Yugo", especifica que la respiración debe ser dominada. Pranayama, por lo tanto, el dominio de la respiración trae unión y conocimiento del propio ser interior.  

Experimente a través de la práctica regular de asanas, los pasos que nos conectan con la conciencia, el control de la respiración (pranayama), la retirada de significado en la postura (prathyahara), la meditación (dhyana), la concentración (dharana), la contemplación (tarka) y la absorción (samadhi).

Cada paso vivido en la postura nos conecta con el estado de gracia y dicha.  

El Yoga tiene como principio fundamental por tanto la unión de cuerpo, mente y alma a través de sus diferentes etapas.

Mantener una buena salud física y mental, para que el alma pueda florecer, le da al cuerpo fuerza y flexibilidad.

 

Las posturas (asanas) son una forma de entender el mundo alineando y liberando energía en los meridianos. La conciencia corporal en movimiento o en posturas estáticas nos permite volver al momento presente, salir de nuestra cabeza y volver a nosotros mismos es el principio mismo del Yoga.  

 

La conciencia del cuerpo físico, de la energía que fluye, de la respiración, de la conexión con el propio estado interior son pasos esenciales en la práctica, hasta que se convierte en un estado del ser. Se incrementa la sensibilidad del mundo interior y la relación con el medio ambiente. Todos estamos naturalmente en un estado de yoga, en un estado de presencia.

El yoga te permite volver a un estado natural de armonía, equilibrio, físico, mental y espiritual.